12 dic 2022

¿Cómo influye el sueño en nuestra salud?

Dra.-Paula-Mackers-Iglesias

El sueño es un estado fisiológico al que el ser humano dedica un tercio de su vida. Es un estado activo, diferente al de vigilia, en el que ocurren una serie de procesos necesarios para mantener un equilibrio físico y psíquico.

Dormir es importante para el crecimiento y la renovación de múltiples funciones fisiológicas de nuestro organismo. Por ello, es fundamental asegurar el correcto descanso y averiguar sus posibles alteraciones. En este artículo quiero explicarte la importancia que tiene el sueño en nuestras vidas y mostrarte algunos consejos para conseguir tener un sueño reparador.

 

Fases del sueño

El sueño se compone de dos fases que se repiten en ciclos (aproximadamente entre 4 y 6 ciclos en una noche de 7-8 horas). Dichas fases son las llamadas REM (Rapid Eye Movement o movimiento ocular rápido) y No REM (non Rapid Eye Movement). Cada ciclo de sueño consta de unos 60-90 minutos de sueño No REM y 15-30 minutos de sueño REM.

💤 Fase No REM: se produce la función restauradora del organismo, el aumento de la liberación de la hormona del crecimiento, la regeneración celular y la disminución de la respuesta al estrés. Alteraciones en esta fase pueden tener consecuencias como somnolencia, fatiga, retraso en el crecimiento, déficits cognitivos y menor regeneración de los tejidos.
💤 Fase REM: se llevan a cabo los procesos de atención, memoria y consolidación de lo aprendido, por lo que alteraciones durante esta fase pueden llevar a dificultades en el aprendizaje y en las relaciones sociales, así como a una menor capacidad de toma de decisiones e incluso trastornos por déficit de atención.

Como hemos visto, el sueño es un proceso fisiológico sumamente importante para nuestro organismo, por lo que debemos procurar que nuestra higiene del sueño sea de calidad para obtener el máximo beneficio de las funciones que ocurren durante nuestras horas de sueño.

 

Consecuencias de los trastornos del sueño

Cada vez más personas tienen dificultades para dormir, viendo afectadas diversas funciones importantes del cuerpo. Y, es que, cuando no obtenemos suficiente sueño de calidad, sentirse cansado no es la única consecuencia, ya que también repercute en la salud mental y física.

Las personas que padecen de trastornos del sueño tienen más probabilidades de fallecer prematuramente, ver reducida su calidad de vida y su productividad, así como de tener enfermedades crónicas como:

🩺Hipertensión
🩺Diabetes
🩺Depresión
🩺Obesidad
🩺Síndrome metabólico
🩺Cáncer

Además, el no dormir bien está fuertemente vinculado con la salud de nuestra piel y cabello. Cuando no se duerme lo suficiente, el funcionamiento de nuestro organismo se altera, poniendo al cuerpo bajo un estado de estrés que activa respuestas inflamatorias, produce desequilibrios hormonales y aumenta la producción de sebo.

La piel, por ejemplo, funciona como una barrera contra las agresiones ambientales, juega un papel clave en las funciones de termorregulación y tiene su propio ritmo circadiano periférico. Todo ello, se podría ver alterado cuando existe una inadecuada calidad de sueño.

Cuando la calidad o cantidad de nuestras horas de sueño no son las correctas, la piel y el cabello pueden sufrir los siguientes cambios:

🥀 Piel de aspecto apagado debido a la disminución de la producción de colágeno y ácido hialurónico.
🥀 Aparición de arrugas de forma prematura debido a un aumento del estrés oxidativo, que provoca un envejecimiento acelerado.
🥀 Mayor posibilidad de que aparezcan reacciones alérgicas y eccemas en la piel debido a que el estrés altera la función inmunológica, disminuyendo la acción de barrera de la piel y su capacidad de defensa.
🥀 Deshidratación de la piel.
🥀 Caída del cabello por alteraciones de sus fases de crecimiento necesarias para la regeneración del mismo.

Además de eso, una mala calidad crónica del sueño está asociada con una menor satisfacción con la apariencia personal.

 

Mujer con problemas de sueño

 

Consejos para una correcta higiene del sueño

Como hemos visto, tanto la falta de sueño como el estrés pueden tener importantes consecuencias para nuestra salud general y para nuestra piel, por lo que resulta de vital importancia cuidar y respetar nuestras horas de sueño mediante una correcta higiene del sueño. Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a conseguir un sueño reparador y disfrutar de todos sus beneficios:

😴 Dormir las horas suficientes y establecer un horario regular.
😴 Evitar el consumo de alcohol y de estimulantes (té, café, chocolate, etc).
😴 Evitar cenas copiosas e intentar cenar 2 horas antes de acostarse.
😴 Evitar tomar medicamentos sedantes, como ansiolíticos o pastillas para dormir, así como relajantes musculares, ya que pueden alterar las fases del sueño al cambiar los patrones fisiológicos de cada persona.
😴 No fumar.
😴 Hacer ejercicio regularmente, pero evitar realizarlo antes de dormir.
😴 Mantener un ambiente adecuado que favorezca y mantenga el sueño, como: temperaturas entre 15.6 y 19.4°C, tener la habitación oscura evitando luces parpadeantes o pantallas de móviles/portátiles, disminuir los ruidos, utilizar ropa cómoda, etc.
😴 Evitar el uso de pantallas justo antes de dormir.
😴 Controlar enfermedades asociadas.

 

¿Y si estos consejos no me ayudan a dormir mejor?

La medicina del sueño está dirigida por equipos multidisciplinares que conocen los diferentes trastornos del sueño y pueden ayudarte a evitar las repercusiones que éstos conllevan. En los últimos años, las unidades de sueño han presentado un crecimiento exponencial, así como las investigaciones alrededor de la fisiología del sueño. Por lo que, si presentas algún tipo de trastorno durante el sueño debes consultar con médicos especialistas en el tema (neurólogos, neurofisiólogos, neumólogos, otorrinolaringólogos).

Además de la ayuda profesional, existen opciones que están más a nuestro alcance y nos pueden ayudar a complementar nuestra correcta higiene del sueño y favorecer una piel y un pelo más sanos. Por ejemplo, nutricosméticos como Olistic con ingredientes naturales como la ashwagandha, pueden ayudarte a equilibrar los niveles de cortisol (la hormona de estrés) y a tener un sueño más reparador.

 

12 dic 2022
OLISTIC RESEARCH LABS
Dra.-Paula-Mackers-Iglesias