8 abr 2024

8 Mitos sobre la caída de pelo

Dra.-Constanza-Riquelme-Mc-Loughlin

La caída de pelo es un tema que preocupa a muchas personas y, como dermatóloga, he tenido la oportunidad de abordar las preguntas más comunes sobre este tema en la consulta.

Por eso, en este artículo quiero dar respuesta a 8 de los mitos sobre la caída de pelo más extendidos para desmitificar algunas creencias erróneas, proporcionando siempre respuestas basadas en la evidencia científica y en mi experiencia dermatológica.

 

Mito 1: “No es normal que se caigan cabellos todos los días”

¡Para nada! La pérdida diaria de cabello es parte del ciclo normal de crecimiento y renovación capilar, un fenómeno donde algunos folículos entran en la fase de reposo y otros comienzan a crecer.

En términos generales, se estima que una persona pierde entre 50 y 100 cabellos diariamente. Sin embargo, si notas una pérdida significativa o cambios repentinos, es recomendable consultar a un dermatólogo para descartar posibles problemas subyacentes.

 

Mito 2: “La genética determina la caída del pelo. Si mi padre es calvo, yo también lo seré”

Este es uno de los mitos sobre la caída de pelo más extendidos.

La predisposición genética desempeña un papel significativo en la pérdida de cabello. La alopecia androgenética, que afecta tanto a hombres como a mujeres, tiene una notable influencia genética. Por tanto, si cuentas con antecedentes familiares de pérdida de cabello, es posible que tengas una mayor probabilidad de experimentarla.

Sin embargo, es esencial entender que la genética no dicta de manera absoluta la evolución capilar, y la manifestación puede variar considerablemente de una persona a otra. Además, contamos con tratamientos para abordar la alopecia androgenética.

 

Mito 3. “No se puede distinguir la pérdida de cabello normal de la pérdida de pelo problemática o más seria”

La pérdida de cabello fisiológica (natural) se manifiesta mediante la caída de cabellos durante actividades rutinarias, como el peinado o el lavado, y en menor medida a lo largo del día. En términos generales, como hemos mencionado previamente, se acepta que la pérdida diaria oscile entre 50 y 100 cabellos.

La identificación de áreas con pérdida capilar más extensa, como aclaramientos en la región frontal del cuero cabelludo, en la coronilla o la presencia de parches sin pelo, representan señales que merecen una atención especializada. Muchos de estos padecimientos pueden abordarse de manera efectiva si se inician tratamientos apropiados en sus fases iniciales.

Por tanto, estamos ante uno de los mitos sobre caída de pelo, pues sí que hay señales evidentes que podemos detectar a la hora de diferenciar una caída de cabello normal de una más seria.

 

Mito 4: “Hacer dieta no provoca que se caiga más el pelo”

Lo cierto es que las dietas extremas carecen de aportes nutricionales esenciales (como proteínas, hierro, zinc y vitaminas) y han demostrado ser un factor que contribuye a la caída del cabello.

La deficiencia de estos nutrientes afecta directamente la matriz del cabello y la queratina, comprometiendo la integridad estructural y la fase de crecimiento.

Es crucial comprender que el cabello es un tejido metabólicamente activo y requiere una nutrición adecuada para su óptimo funcionamiento. Mantener una dieta equilibrada, rica en nutrientes esenciales para la salud capilar, es fundamental para prevenir y mitigar los efectos adversos de las dietas extremas en la pérdida de cabello.

 

Creer que la dieta no afecta al cabello es uno de los 8 mitos sobre la caída de pelo

  

Mito 5: “Los tratamientos de venta libre para aplicar en el cuero cabelludo no son efectivos para tratar la pérdida de cabello”

La oferta de tratamientos de venta libre para la pérdida de cabello que se aplican sobre el cuero cabelludo es diversa, y su eficacia puede variar según las circunstancias individuales.

Mientras algunos productos pueden proporcionar beneficios perceptibles, otros pueden tener un impacto limitado o nulo.

La clave radica en identificar la causa subyacente de la pérdida de cabello. La consulta con un dermatólogo resulta imperativa antes de iniciar cualquier tratamiento, permitiendo una evaluación profesional de la condición capilar y garantizando la elección de un enfoque que se ajuste de manera óptima a la situación específica del paciente. Este enfoque personalizado es esencial para maximizar la efectividad del tratamiento y optimizar los resultados.

 

Mito 6: “El estrés no causa caída de pelo”

Que el estrés no afecta al cabello es otro de los mitos sobre la caída de pelo más extendidos. El estrés, ya sea de naturaleza física o emocional, puede desencadenar un tipo de alopecia conocida como efluvio telógeno, caracterizado por un incremento en la cantidad de cabellos en la fase de caída.

Afortunadamente, este fenómeno suele ser de naturaleza transitoria y los folículos capilares tienden a recuperarse por completo con el tiempo.

La gestión efectiva del estrés emerge como una estrategia crucial para preservar la salud capilar. La implementación de técnicas de relajación y autocuidado, se posiciona como una medida preventiva y terapéutica valiosa en el abordaje integral de la pérdida de cabello asociada al estrés.

 

Mito 7: “Los productos químicos no favorecen la caída de pelo”

La prolongada exposición a agentes químicos, tales como tintes, decolorantes capilares y tratamientos químicos destinados a modificar la estructura capilar (alisados, permanentes, etc.) pueden dañar estructuralmente el cabello, lo cual puede predisponer a la caída capilar por rotura.

Es importante destacar que, si bien esta exposición no altera el proceso de crecimiento del cabello, sí puede incidir de manera significativa en su estructura y apariencia, comprometiendo así su salud y vitalidad.

 

Mito 8: “Los complementos alimenticios no reducen la caída del pelo”

Depende de los complementos, pues no todos son iguales. Olistic, por ejemplo, es un nutracéutico que está diseñado para abordar de manera integral diversas causas subyacentes de la pérdida capilar, además de tener otros efectos beneficiosos en nuestro organismo.

Es esencial resaltar que, aunque Olistic puede brindar soluciones efectivas, la consulta previa con un dermatólogo es importante. Esta evaluación dermatológica garantiza un enfoque integral, proporcionando recomendaciones específicas y personalizadas para abordar las necesidades particulares de cada individuo en el manejo de la pérdida capilar.

 

No creas todos los mitos sobre la caída de pelo que oyes por ahí

¿En cuántos de los 8 mitos sobre la caída de pelo has caído? La pérdida de cabello puede ser preocupante, pero es importante abordarla de manera informada y proactiva. Consultar a un dermatólogo puede proporcionar respuestas personalizadas y opciones de tratamiento adecuadas a tus necesidades.

Los dermatólogos estamos capacitados para evaluar y diagnosticar diversos problemas capilares, desde afecciones del cuero cabelludo hasta posibles desequilibrios hormonales, garantizando un enfoque experto y personalizado para abordar cualquier preocupación que puedas tener sobre la salud de tu cabello.

Recuerda que cada caso es único y que entender la causa subyacente es crucial para encontrar la mejor solución. ¡Cuida tu cabello, cuida de ti!

Y si quieres desmitificar más ideas sobre el cabello te invito a visitar el artículo de 7 mitos sobre el cuidado del cabello.

8 abr 2024
Dra.-Constanza-Riquelme-Mc-Loughlin