Carrito de compras

Hábitos saludables para cuidar el cabello

Publicado el por
Hábitos saludables para cuidar el cabello - Blog Olistic

Acaba de comenzar un nuevo año y con él los nuevos propósitos. En Olistic tenemos muy claro cuál es el nuestro: seguir ayudándote para que consigas no solo una mejor salud capilar, sino también un bienestar integral.

Si en tu lista de propósitos está el de mejorar el aspecto y la salud de tu pelo, estás en el lugar correcto. Nos hace muy felices que te hayas propuesto cuidarte y, por eso, hemos redactado este post para recomendarte hábitos saludables para cuidar tu pelo que no pueden faltar en tu rutina de este año y de todos los que quedan por llegar. Porque el cuidado capilar es para toda la vida.

Comienza este año a dedicarte más tiempo a ti. Comienza a cuidarte.

Cuida tu rutina de sueño

Nuestro cabello crece según los ritmos circadianos y el periodo de mayor crecimiento se experimenta por la noche. Dormir menos horas de las que necesitamos puede interrumpir y alterar el crecimiento del pelo.

Por ello, es muy recomendable dormir alrededor de 8 horas y procurar hacerlo en el mismo rango horario.

Además, la falta de sueño no solo altera nuestros ritmos circadianos, sino que también puede aumentar nuestros niveles de estrés, provocando así desequilibrios hormonales o respuestas inflamatorias que afectan directamente a la salud y fortaleza del cabello.

Si eres una persona a la que le cuesta conciliar el sueño o con dificultad para mantenerlo, estos consejos pueden serte de gran ayuda:

  • Evita la cafeína especialmente por la tarde y por la noche.
  • Haz ejercicio con regularidad, pero evita localizarlo en las horas de la tarde o la noche.
  • Cena platos ligeros.
  • Realiza un ritual relajante antes de acostarte como tomar un baño o escuchar música suave.
  • Mantén una temperatura fresca en el dormitorio.
  • Evita usar el móvil o cualquier dispositivo antes de acostarte.

Sin embargo, si los problemas de sueño siguen persistiendo, es posible que padezcas algún tipo de trastorno del sueño. Te aconsejamos que visites a un profesional para que analice en profundidad tu caso y encuentre la mejor solución.

Lleva una alimentación equilibrada

La alimentación es la base de la salud capilar y el bienestar general de nuestro cuerpo. El cabello necesita una gran cantidad de nutrientes para funcionar correctamente, por ello, una dieta variada y equilibrada será fundamental.

Si hay déficits de nutrientes en nuestra dieta, el cabello puede comenzar a padecer algún tipo de alopecia o de efluvio telógeno.

Los vegetales de hoja verde, las legumbres, los frutos secos, los alimentos proteicos y los antioxidantes, son ingredientes que no pueden faltar en nuestra alimentación.

En especial, la dieta mediterránea es la que más ha demostrado que proporciona al cuerpo todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita.

Sin embargo, existen épocas en nuestra vida en las que nuestra dieta se puede ver alterada, como en el caso de los periodos vacacionales o en las fiestas navideñas. En estas situaciones, es interesante contar con la ayuda de nutricosméticos como Olistic para ayudar a nuestro organismo. Con ingredientes 100% naturales y de la máxima calidad, Olistic nutrirá tu pelo y todo cuerpo para que se mantenga fuerte y sano.

Incluye el ejercicio físico en tu rutina

El ejercicio físico tiene múltiples beneficios para nuestro pelo.

Por un lado, ayuda a bajar los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y, por tanto, a regular las moléculas que afectan al normal funcionamiento del folículo piloso.

Por otro lado, al hacer ejercicio nuestros vasos sanguíneos se dilatan y aumenta la circulación sanguínea en la zona del cuero cabelludo. Esto derivará en un mayor aporte de nutrientes que, a su vez, facilitará el crecimiento del cabello. Concretamente, los deportes aeróbicos son los que más vasodilatación producen y los que más benefician al cabello.

Por último, la sudoración que se produce al practicar ejercicio favorece la eliminación de toxinas, incluidas las del cuero cabelludo. Este efecto es muy beneficioso también para normalizar el ciclo de crecimiento del cabello. No obstante, no debemos olvidar lavarnos el cabello tras practicar ejercicio para así arrastrar esas sustancias que hemos eliminado.

Controla tus niveles de estrés

Como hemos mencionado, unos niveles altos de cortisol debilitan las moléculas del folículo piloso. Las personas que padecen de estrés pueden ver cómo su pelo se va debilitando e incluso cayéndose más de lo habitual.

La meditación mindfulness puede ser una gran aliada contra el estrés. Sin embargo, si no sabes controlarlo, te aconsejamos que visites a un profesional para que te ayude.

Cuida tu cabello desde el exterior

Ya hemos visto cómo podemos cuidar nuestro cabello desde el interior, pero también es importante cuidarlo desde fuera y llevar a cabo una rutina adecuada tanto de lavado como de secado.

El lavado óptimo para el cabello

Para realizar un correcto lavado del cabello es fundamental utilizar el champú adecuado para tu tipo de pelo y lavarlo con agua tibia, ni muy fría ni muy caliente.

Utilizar acondicionadores o mascarillas es muy interesante tanto para darle brillo y flexibilidad al cabello, como para reparar los poros y nutrir el cabello.

No es muy recomendable preparar tus propias mascarillas caseras, ya que carecen de ingredientes fundamentales para que las propiedades sean absorbidas correctamente por el cabello. Por eso, te aconsejamos que selecciones mascarillas 100% naturales libres de parabenos, sulfatos, siliconas y alcohol.

Seca correctamente tu pelo

Muchas personas secan primero su pelo frotándolo con una toalla. El cabello mojado es muy sensible y este efecto puede alterarlo, opta mejor por gestos de presión para eliminar el exceso de agua.

También debes espaciar lo máximo posible el uso de planchas para el pelo. Abusar de ellas puede provocar sequedad capilar y volver tu pelo más quebradizo y frágil. Además, si este es muy fino, se verá más afectado.

Nuestro deseo para este nuevo año es que conozcas tu cabello y aprendas a cuidarlo de la forma más adecuada. Mantener tu pelo sano es el mejor regalo que puedes hacerte.

 

Publicación anterior Publicación nueva