3/04/2024

3 hábitos para prevenir la caída del pelo en primavera

La primavera casi ha llegado y va a traer consigo un fenómeno que afecta y preocupa a muchas personas: la caída estacional del cabello.

 

Al cabello le pueden afectar múltiples factores. Es natural y normal que con el proceso de envejecimiento, nuestro cabello se debilite y se caiga, pero en algunos casos, este proceso puede ser más pronunciado y rápido de lo normal, dependiendo de los factores que impacten en nuestro cabello.

Además, si a la caída del cabello en primavera le sumamos el desequilibrio y reajuste de nuestro cuerpo durante esta estación, podremos ver aún más aumentada esta caída en esta época del año.

La caída excesiva del pelo puede tener un impacto significativo en la autoestima y la seguridad de una persona, por lo que es importante abordar este problema de manera adecuada y hablar de cómo prevenir la caída del pelo.

 

¿Qué es la caída del pelo?

La pérdida diaria de cabello es parte del ciclo normal de crecimiento y renovación capilar, un fenómeno donde unos folículos entran en la fase de reposo (fase telógena) y otros comienzan a crecer (fase anágena).

 

Olistic Cuidado Capilar. Fases de la caída capilar

 

El ciclo del cabello es asincrónico (no todos los pelos están en la misma fase ni en el mismo tiempo) y esta característica es la que previene episodios de caída masiva de cabello. Sin embargo, no hay que olvidar que, en realidad, la caída del cabello se produce de forma constante, ya que siempre habrá folículos en fase de caída.

 Todos los pelos pasan a la fase de reposo y caída (telógena) tras un tiempo determinado que se cree que está influido por la propia genética. Tener cierta caída a diario es totalmente normal.

 Se estima que una persona pierde alrededor de 100 cabellos al día. Sin embargo, cualquier situación que altere negativamente el cabello puede hacer que más pelos pasen a fase de caída.

Al frenar el crecimiento, el pelo se desancla y al cabo de unos 3 meses aproximadamente cae del cuero cabelludo. A pesar de que el pelo caiga, el folículo piloso se mantendrá en el mismo sitio y podrá generar un nuevo pelo cuando el microambiente sea más favorable. Por esta razón existen tantas causas de caída capilar reversibles, pues lo que cae es el pelo pero el folículo piloso sigue a salvo en el cuero cabelludo.

Las causas de la caída del pelo:

La prevención de la caída del pelo implica comprender las posibles causas que pueden contribuir a este problema. Algunos de los factores más comunes incluyen:

  • Genética:

La predisposición genética es uno de los principales factores que contribuyen a la caída del pelo. Si tienes antecedentes familiares de calvicie, es más probable que experimentes este problema.

  • Cambios hormonales:

No hay una única hormona que regule el crecimiento del pelo, sino que son varias vías hormonales las que juegan un papel fundamental en el crecimiento y la salud del mismo. Cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo, el parto o la menopausia, pueden producir la caída del pelo.

  • Estrés:

El estrés puede causar un tipo de alopecia conocida como efluvio telógeno, caracterizado por un incremento en la cantidad de pelos en la fase de caída. Cada vez que tenemos estrés, nuestro cuerpo libera cortisol, una hormona que provoca efectos proinflamatorios que impiden el crecimiento del cabello y dañan el cuero cabelludo. 

  • Estilo de vida:

Factores como una dieta deficiente, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y la falta de ejercicio pueden contribuir a la caída del pelo.

Cómo prevenir la caída del pelo:

Si bien no siempre es posible evitar por completo la caída del cabello en primavera, existen algunos hábitos que pueden ayudar a minimizar su impacto:

  • Cuida tu dieta:

Consumir una dieta equilibrada y rica en nutrientes esenciales, como proteínas, hierro, zinc y vitaminas B y C, puede ayudar a mantener tu pelo sano, fuerte y con un adecuado crecimiento, reduciendo así la caída del cabello.

Sobre todo en primavera, es recomendable incluir una cantidad adecuada de frutas, verduras y cereales integrales que aporten las vitaminas y los minerales esenciales para nuestro cabello y uñas. Así mismo, se recomienda consumir pescados ricos en omegas y frutos secos que aporten ácidos grasos esenciales y hierro.

Y también puedes contar con Olistic Women y Olistic Men, excelentes complementos, cuya completa fórmula nos aporta vitaminas, minerales, aminoácidos de colágeno y queratina y antioxidantes que ayudarán a mantener tu pelo y uñas saludables.

  • Mantén un estilo de vida saludable:

Adopta hábitos de vida saludables, como hacer ejercicio moderado regularmente, dormir lo suficiente y practicar técnicas de relajación, como la meditación y el yoga.

  • Hidrata tu cabello:

Los fotoprotectores capilares son productos que se aplican en el cabello para protegerlo de los efectos dañinos del sol y otros factores ambientales.

Recuerda que estos productos no deben usarse como sustitutos de otras medidas de protección, como el uso de sombreros o pañuelos.

Además, para preparar el cabello a más horas de luz y como venimos del invierno con un pelo más seco, se recomienda también utilizar mascarillas hidratantes y nutritivas.

Para concluir, aunque prevenir totalmente la caída del pelo no siempre es posible, si añades estos consejos a tu rutina ayudarás a reducir su incidencia y mantener un cabello saludable.

3/04/2024