Carrito de compras

Por qué se cae más el pelo en otoño y cómo combatirlo

Publicado el por

Dra. Claudia Bernárdez

Dermatóloga especialista en tricología con doctorado cum laude. Coordinadora de máster de tricología y trasplante capilar. Ponente en congresos nacionales e internacionales.

 Por qué se cae más el pelo en otoño y cómo combatirlo - Blog Olistic

Otoño es una época llena de nuevos propósitos y actividades. Empieza el curso y los árboles pierden sus hojas. Otro motivo por el que esta época es conocida es por la caída de pelo en otoño. Pero, ¿es esto real o es una sensación? Y si de verdad pasa ¿Podemos hacer algo para evitarlo? ¿O debemos resignarnos y sufrirlo en silencio?

El pelo crece en fases

El folículo piloso es capaz de crear el pelo en ciclos pasando por diferentes fases. Durante un ciclo capilar normal, el cabello crece, descansa y cae, con el fin de dejar sitio a un nuevo cabello. Esto hace que la caída de pelo en otoño sea algo normal, siempre que se dé dentro de unos límites. Es importante destacar que cada pelo del cuerpo funciona de forma independiente, no crecen todos lo mismo ni al mismo tiempo.

Gracias a esa independencia entre los diferentes folículos pilosos no llegamos a quedarnos calvos al mudar el pelo, ya que cada uno pasará a fase de reposo o caída en un momento diferente.

En situaciones normales más de un 90% de los folículos pilosos del cuero cabelludo se encuentran en fase de crecimiento. Es en situaciones especiales cuando el funcionamiento de los folículos pilosos se puede sincronizar, entrando un mayor volumen de cabellos en fase de caída y produciendo lo que se conoce como efluvio telógeno. Y sí, la caída de pelo en otoño es una de estas “situaciones” especiales.

Efluvio telógeno estacional

Cuando se sincronizan los folículos pilosos y muchos cabellos entran en caída observamos cómo en cada lavado y cada peinado cae una cantidad mayor de pelo. Esto puede ocasionar que veamos un descenso en la densidad general del pelo, pero no debemos ver zonas calvas ya que eso sería sugestivo de alopecia, situación más grave que requiere valoración médica.

Es muy importante entender que el efluvio telógeno es una alteración del ciclo de crecimiento del cabello, pero la raíz permanece sana esperando a que la cuidemos para volver a crecer con normalidad.

Todo el mundo habla de la caída otoñal pero, ¿de verdad existe?

Muchos mamíferos mudan el pelo en momentos concretos del año. Los humanos aunque no mudamos el pelo, vivimos un aumento de caída de pelo en otoño y no solo lo dice el conocimiento popular, también la ciencia.

Un equipo de dermatólogos Suizos, hizo un estudio para valorarlo en el que hacían fotografías del pelo de pacientes en diferentes estaciones del año durante 6 años. Era típico ver como la densidad en otoño disminuía. Esto se debía a que había más pelos en fase de caída que en otras épocas del año, pues se habían sincronizado muchos folículos pilosos para caer a la vez.

¿Qué causa la sincronización de la caída de pelo en otoño?

Parece ser una combinación de diferentes efectos sobre el folículo piloso del cambio de estación.

El principal causante es la luz. En verano estamos en una época en la que aumenta la luminosidad en general. Esto hace que los folículos pilosos pasen a fase de reposo prolongada.

Cuando comienza a disminuir esta luminosidad, el folículo se vuelve a activar y comienza a soltar de forma más sincronizada muchos pelos para poder iniciar nuevos ciclos. Por ello observamos una caída de pelo llamativa en otoño. Además, los cambios en la dieta, en el estilo de vida e incluso la disminución de las horas de sueño durante el verano afectan a los ciclos capilares, aumentando esta caída de pelo en otoño. Otro factor importante es la radiación solar que ha incidido sobre los folículos pilosos durante varios meses, generando muchos radicales libres que intentan dañar la raíz del pelo.

 

Entonces, una vez empieza a caer... ¿Debemos resignarnos?

Ni mucho menos. La caída estacional no se puede evitar al 100%, pues tiene un componente fisiológico, pero podemos ayudar a que sea menos drástica y, sobre todo, a que se recupere mucho antes.

Veamos las acciones más importantes para ayudar a reducir la caída de pelo en otoño.

  • Asegurar un correcto aporte proteico. Recordemos que el pelo está formado por proteínas, por lo que requerimos grandes cantidades para volver a formar las que se dañaron. Suplementos ricos en péptidos de origen vegetal ayudarán a asegurar la correcta producción de queratina y colágeno. Entre ellos van a ser de gran importancia aminoácidos como la cistina, metionina y lisina pues son los ladrillos de los que está hecho el pelo, y para que crezca los necesitamos en alta concentración.
  • Controlar la presencia de radicales libres que oxidan el folículo piloso. Todos los excesos del verano, incluída la radiación ultravioleta que llegaba a través del cuero cabelludo, han generado un ambiente dañino para el folículo piloso, que no desaparece fácilmente. Por ello, además de volver a un ritmo de vida más saludable con deporte y menos tóxicos, debemos ayudarlo tomando una dieta rica en antioxidantes que incluya alimentos como uva, té verde, cacao o brócoli. Si queremos un efecto más potente, es la época perfecta para tomar complementos antioxidantes como astaxantina o la vitamina E.
  • Promover la vuelta a los ciclos de crecimiento capilar normales. Debemos reiniciar una rutina de sueño que ayude a restablecer esta ciclicidad. Un sueño alterado da lugar a alteraciones en el cortisol que podría generar radicales libres. La ashwagandha es uno de los adaptógenos naturales más potentes para regular los niveles de cortisol en sangre y en el folículo piloso ayudando así a controlar la caída de pelo en otoño.
  • Asegurar un aporte completo de vitaminas y minerales. El folículo piloso va a estar trabajando intensamente para regenerar el pelo caído, así que debemos aportarle todo lo que pueda requerir. La nutrición no solo consigue crecimiento sino que va a asegurar que el pelo se forme correctamente, pues influye en su estructura, grosor y brillo. Incluye en la dieta alimentos ricos en minerales como el hierro, zinc o selenio y en vitaminas como biotina, niacina, vitaminas A, D, E y ácido fólico. Podemos intentarlo con una dieta mediterránea variada, pero si la caída es llamativa es aconsejable reforzarlo con suplementos vitamínicos.

Aunque los cuidados que se realizan en otoño son importantes para impulsar el crecimiento del cabello, es crucial no olvidarse del pelo en verano para prevenir esta fase de caída y llegar al otoño con un pelo fuerte, denso y sano.

Publicación anterior Publicación nueva