Carrello della spesa

Cómo evitar la caída de pelo en verano

I18n Error: Missing interpolation value "autore" for "Inserito da {{ autore }} il {{ data }}"
Cómo evitar la caída de pelo en verano - Blog Olistic

La caída de pelo en verano no es un evento aislado. En la mayoría de casos es la consecuencia a una combinación de factores que están afectando tu salud y bienestar general. De alguna manera, es una señal de alerta que te recuerda que algo en tu organismo no va del todo bien.

La buena noticia es que disponemos de un montón de opciones para proteger el cabello en verano durante estos meses de altas temperaturas. Lo importante es ser conscientes de que todo en nuestro organismo está conectado y de que debemos cuidar el cabello en verano no solo desde fuera sino también desde el interior.

¿Por qué se cae más el pelo en verano?

Un cabello sano generalmente pierde entre 50 a 150 cabellos al día. Esta es la cantidad de pelo que te encuentras en el cepillo, la almohada, o que se te cae al ducharte o cepillarte. Esta caída es normal y tiene que ver con la fase final del ciclo de vida del pelo.

El aumento de la caída de pelo en verano está intrínsecamente ligado a la fase final del ciclo de crecimiento del cabello, la fase telógena.

La estacionalidad del ciclo de vida del cabello

La vida de un pelo se divide en tres etapas que se inician cuando el folículo piloso genera un nuevo pelo hasta que este se cae:

 

    1. Fase anágena o de crecimiento del pelo: es la fase activa del ciclo. Las células de la raíz del cabello se dividen rápidamente y forman nuevo cabello empujando el pelo hacia arriba del folículo. Aproximadamente el 85% de nuestros cabellos están en esta fase.

    2. Fase catágena o de transición: cuando el pelo llega al final de la fase de crecimiento, entra durante unas dos semanas en una transición donde el crecimiento se detiene y la vaina de la raíz externa se encoge y adhiere a la raíz del cabello. Solo un 1% del cabello está en esta fase de manera simultánea.

    3. Fase telógena o de reposo: es la fase final de la vida del cabello. Dura aproximadamente unos tres meses y en ella, el pelo se desprende del cuero cabelludo para dejar paso a pelo nuevo y dejar que el ciclo empiece de nuevo. Normalmente entre un 9 y un 14% de los cabellos están en fase telógena pero los estudios realizados hasta ahora indican que este porcentaje no es constante durante todo el año. Los resultados obtenidos en el estudio Efluvio telógeno actínico: una faceta de la cronobiología humana demostraron que ese porcentaje de cabello en fase de reposo o caída aumentaba hasta un 20% entre los meses de julio y octubre haciendo más evidente la pérdida de cabello.

     Aún queda mucho por estudiar sobre las causas exactas de esta estacionalidad de la caída del cabello pero se relaciona con la exposición a la radiación solar, las altas temperaturas o los cambios hormonales, entre otros.

    Ciclo de vida del cabello - Blog Olistic

    Cómo proteger tu pelo en verano desde el exterior

    Sabiendo que ciertos factores ambientales relacionados con los aumentos de la temperatura en verano pueden afectar y empeorar la caída, proteger el cabello en verano (entre los meses de julio y octubre) es especialmente importante.

     

    1. Protege tu pelo y cuero cabelludo de los rayos solares

    La radiación ultravioleta puede provocar un aumento del estrés oxidativo, acortando el ciclo de crecimiento del cabello y destruyendo las células inmunitarias que rodean el folículo piloso. De la misma forma que proteges tu piel con filtros solares, resguarda tu cabello también de los rayos de sol. Utiliza un sombrero o gorra, evita las horas pico de sol y utiliza productos con filtro UV en crema o sérum.

    2. Lava tu cabello frecuentemente

    Aunque tu pelo esté mojado por el agua de mar o de la piscina, no significa que no debas lavarlo. Seguir una buena higiene del cabello es fundamental para mantenerlo sano y evitar que la sal o el cloro lo debiliten. Eso sí, evita usar productos con sulfatos, alcoholes o parabenos.

    3. Hidrata tu pelo

    El pelo seco tiende a quebrarse y caer. Para que conserve su hidratación, puedes acondicionarlo a menudo con productos hidratantes como las mascarillas capilares.

     4. Evita el exceso de calor directo en tu cabello

    Intenta ducharte con agua templada o fría, el agua caliente reseca la piel y el pelo. Si puedes, no abuses del secador, las planchas o las tenacillas, ya que agreden el cabello. Si en algún momento tienes que utilizarlas, recuerda aplicarte antes un protector térmico capilar.

     5. Fortalece tu cuero cabelludo

    El cuero cabelludo también hay que cuidarlo y, por eso, te recomendamos hidratarlo para mantener a raya el impacto del estrés que provoca envejecimiento prematuro. Puedes hacer suaves masajes con aceites naturales.

    Cómo cuidar el cabello en verano desde el interior

    Como con la piel, contamos con muchas opciones para proteger el cabello en verano desde el exterior pero también con muy buenas opciones que fortalecerán el cabello desde el interior. Una alimentación saludable, mantener a raya el estrés o garantizar el equilibrio hormonal es tan importante como utilizar un buen filtro solar para proteger el cabello en verano. Son factores que también afectan directamente a su fortaleza, densidad y crecimiento.

    Por ello, desde Olistic siempre promovemos una vida saludable como la verdadera clave para tener y mantener un cabello sano y fuerte. No hay truco cosmético que pueda igualar el efecto del bienestar de cuerpo y mente en tu pelo. No es magia pero lo parece.

    Aún así sabemos que el verano es una época donde los hábitos alimenticios cambian y es frecuente perder las buenas rutinas. También el estrés reaparece con otro foco: ya no preocupa tanto el trabajo pero sí los viajes, la familia, las vacaciones escolares…

    El ritmo de vida actual hace que sea muy difícil diseñar una alimentación con la que conseguir todas las vitaminas y nutrientes necesarios para garantizar el bienestar de tu pelo y además mantener el estrés a raya. Lleva mucho tiempo y constancia conseguirlo ingrediente a ingrediente.

    Esta es la razón de ser de Olistic. Aunar en un solo producto todos los nutrientes que han demostrado ser efectivos en el fortalecimiento del cabello combatiendo las principales causas de su caída: el envejecimiento, los cambios hormonales, el estrés, el déficit nutricional, la inflamación y otros factores ambientales.

    Con solo una dosis bebible al día consigues mejorar el aporte nutricional, reducir la microinflamación del folículo, impulsar la regeneración celular que sustenta el cuero cabelludo y combatir el efecto del exceso de andrógenos en la caída del cabello, entre otros.

    Una fórmula compleja y muy completa especialmente pensada para frenar la caída del cabello, sea cual sea la causa que la genera, y protegerlo cuando los factores ambientales como las altas temperaturas pueden debilitarlo. Este verano ve más allá en tu salud capilar: protege tu pelo por fuera y por dentro.

    Messaggio precedente Nuovo post