Carrello della spesa

Cómo crece el pelo

I18n error: missing interpolation value "autore" for "inserito da {{ autore }} il {{ data }}"

Dra. Claudia Bernárdez

Dermatóloga especialista en tricología con doctorado cum laude. Coordinadora de máster de tricología y trasplante capilar. Ponente en congresos nacionales e internacionales.

Cómo crece el pelo - Blog Olistic

Para conseguir un pelo fuerte y sano siempre hablamos de cuidar la raíz pero, ¿sabes por qué la raíz del pelo es tan importante? ¿sabes realmente cómo crece el pelo?

El pelo que nace del cuero cabelludo es una estructura rica en proteínas en la que las células formadas en la raíz se distribuyen con una arquitectura en capas que se mantienen unidas gracias a unos enlaces químicos. Para que el pelo se vea sano esta estructura debe irse formando a la perfección desde su nacimiento, ya que si las células llenas de proteínas están desordenadas el pelo crecerá apagado y frágil.

¿Qué es realmente el pelo?

El pelo está compuesto por alfa-queratina, una proteína específica que se organiza en unos filamentos muy largos que se van enlazando entre sí para darle fuerza. Sería algo así como una cuerda; muchos hilos juntos colocados en varias capas para dar resistencia.

Los enlaces entre las fibras de queratina se conocen como puentes disulfuro y son ricos en azufre. Las proteínas que componen el pelo se forman con aminoácidos, entre los cuales los de mayor importancia son la cisteína y metionina ya que contienen el azufre necesario para formar esos puentes resistentes. También es necesario otro aminoácido, la lisina, pues permitirá la formación de aún más enlaces entre las fibras, en este caso conocidos como enlaces salinos. Las células activas de la raíz del pelo van a ser las encargadas de ir creando y dando forma a esta estructura tan compleja que forma el pelo que vemos.

El folículo piloso se encarga de formar el pelo

Para la correcta creación del pelo es necesario que su raíz, conocida también como folículo piloso, funcione a la perfección. El folículo piloso está compuesto por un grupo de células muy activas encargada de ir empaquetando la queratina y asegurando que se forman los enlaces.

Como cualquier célula en crecimiento en el cuerpo, va a tener muchas necesidades para funcionar bien. Un correcto aporte sanguíneo con nutrientes y factores de crecimiento es básico. Además el microambiente que lo rodea (las señales que le llegan y las características de su entorno en el cuero cabelludo) debe ser el idóneo: no existir inflamación, que las señales hormonales no inhiban este crecimiento, evitar radicales libres y oxidación...

 

No solo es importante que el folículo piloso esté sano sino que todo su microambiente sea favorable para este crecimiento.

Cualquier alteración de las células que forman la raíz, va a dar lugar a un tallo piloso alterado lo que se traduce en un pelo de aspecto apagado, frágil o incluso en enfermedades del tipo alopecia. Esta es la razón por la que para tener un pelo de aspecto bonito no debemos cuidarlo solo desde fuera cuando ya está crecido, sino desde dentro para garantizar su salud y belleza desde la raíz.

“Para tener un pelo de aspecto bonito no debemos cuidarlo solo desde fuera sino cuidarlo, y mucho, desde dentro.”

Ciclo de crecimiento del cabello

A la hora de saber cómo crece el pelo es importante conocer que nacemos con un número determinado de folículos pilosos, cada uno de los cuales va a crear muchos pelos a lo largo de la vida. Para hacerlo, el folículo piloso funciona a través de ciclos alternando épocas de crecimiento (conocido como fase anágena) con épocas de reposo y caída (telógena). De esta manera tras la caída de un cabello en fase telógena se iniciará la fase anágena de un nuevo cabello cuando el microambiente sea favorable. Esta es su forma de asegurar que los pelos que forman serán de la mayor calidad posible.

Fases de crecimiento del cabello

• En la fase de crecimiento (anágena) el folículo se encuentra trabajando al máximo. La gran división celular le genera la necesidad de un importante aporte sanguíneo y un requerimiento nutricional muy elevado. En esta fase, el pelo se encuentra muy bien anclado al cuero cabelludo y si lo arrancamos duele.

• Todos los pelos pasan a la fase de reposo y caída (telógena) tras un tiempo determinado que se cree que está influido por la propia genética. Tener cierta caída a diario es totalmente normal. Sin embargo, cualquier situación que altere negativamente el microambiente capilar puede hacer que más pelos pasen a fase de caída.

En esta fase, el folículo piloso y todas sus células dejan de funcionar por lo que un microambiente negativo no dañaría el folículo para siempre. Podríamos decir que es una fase en la que está protegido.

Al frenar el crecimiento, el pelo se desancla y al cabo de un mes aproximadamente cae del cuero cabelludo de forma indolora. A pesar de perder el cabello, la raíz se mantendrá protegida y podrá generar un nuevo pelo cuando el microambiente sea más favorable. Por eso existen tantas causas de caída capilar que pueden regenerarse, pues lo que cae es el pelo pero la raíz sigue a salvo en el cuero cabelludo.

 

La forma en cómo crece el pelo y pasa por diferentes fases del ciclo de crecimiento es realmente impresionante y nos muestra la alta complejidad que tiene el cuerpo. Se trata de una situación coordinada por muchos factores internos y externos en la que el pelo responde a las señales que recibe como un todo conectado con el cuerpo.

El objetivo para garantizar el buen funcionamiento del cabello es conseguir tener controlados todos los factores estimulantes mientras que evitamos los factores negativos. Todo al mismo tiempo. Así garantizamos el microambiente ideal para que el folículo piloso pueda trabajar en la creación de un pelo sano y fuerte desde su raíz.

 

Messaggio precedente Nuovo post