Oct 18, 2022

¿Cuántos tipos de alopecia femenina existen?

Autor:Dra.-Constanza-Riquelme-Mc-Loughlin

Las mujeres pueden experimentar alopecia en todas las etapas de su vida (tanto a edades tempranas como tardías) de muy diversas formas y por causas muy distintas. Es por eso que no solo existe un tipo de alopecia femenina, sino que hay varios tipos. Aunque la más conocida sea, quizás, la alopecia androgénica, en este artículo quiero que conozcas todos los posibles tipos de alopecia femenina.

Antes de comenzar, es importante que sepas que las alopecias se pueden clasificar en cicatriciales y no cicatriciales. En el primer caso la pérdida de cabello es permanente y, en el segundo, es reversible.

 

Alopecias no cicatriciales

En las alopecias no cicatriciales, el folículo piloso no está dañado de forma permanente, por lo que es posible el crecimiento espontáneo o el crecimiento como respuesta a un tratamiento. Dentro de este tipo de caída capilar encontramos, a su vez, diferentes manifestaciones de la alopecia femenina.

 

Alopecia androgénica femenina

Alopecia androgénica o androgenética es el término clásico utilizado para referirse a la pérdida progresiva de cabello en la zona frontal y/o superior del cuero cabelludo. Pese a que ambos géneros pueden experimentar este tipo de caída capilar, se manifiesta con características diferentes en unos u otros. Es por eso que, para diferenciarlas, los dermatólogos nos referimos a la alopecia androgénica femenina como “pérdida de cabello de patrón femenino (FPHL: Female Pattern Hair Loss) o “alopecia de patrón femenino”.

El término "andro" indica su origen hormonal y "genético" una contribución hereditaria.

En las mujeres, esta afección puede ocurrir tanto antes como después de la menopausia, siendo esta última la más frecuente. Así mismo, en ambos casos pueden aparecer con o sin aumento de andrógenos, que son las hormonas sexuales masculinas, denominándose entonces FPHL dependiente o independiente de andrógenos, respectivamente.

Pese a que, como hemos mencionado, el cuero cabelludo frontal y superior son los principales sitios afectados, en ocasiones, se produce una pérdida difusa del cabello en todo el cuero cabelludo, excepto en la zona posterior, la cual suele mantenerse relativamente intacta.

Las mujeres con alopecia androgénica femenina pueden notar esta pérdida de cabello de diferentes formas:

🌿 Al hacerse una cola de caballo y ver que esta va adelgazando progresivamente.
🌱 Al percibir de forma más visible el cuero cabelludo a través del cabello.
☀️ Al experimentar una mayor propensión a las quemaduras solares en el cuero cabelludo a medida que disminuye la cobertura del cabello.

Estas características, generalmente, se notan en el transcurso de meses o años.

 

Alopecia areata

En la alopecia areata, el sistema inmune del cuerpo ataca por error los folículos del pelo. Afortunadamente, los folículos conservan su capacidad para regenerar cabello y, en la mayoría de los casos, la pérdida de cabello no es permanente.

Puede desarrollarse a cualquier edad, aunque la mayoría de las personas desarrollan alopecia areata por primera vez antes de los 30 años. Suele afectar a mujeres y hombres en proporciones similares. Una persona que tiene un pariente cercano con alopecia areata también tiene un riesgo ligeramente mayor de desarrollarla.

El cuero cabelludo es el sitio más común de pérdida de cabello, pero cualquier área del cuerpo puede verse afectada. De hecho, una pequeña minoría de pacientes pierde todo el cabello de la cabeza (alopecia total) o todo el cabello de la cabeza y el cuerpo (alopecia universal) debido a la alopecia areata.

Este tipo de caída capilar se suele manifestar a modo de parches lisos y redondos de pérdida del cabello que se desarrollan en un período de pocas semanas. No obstante, en la mayoría de los casos, a esto le sigue un nuevo crecimiento durante varios meses.

 

Ejemplo de alopecia femenina

 

Alopecia difusa femenina

Este tipo de alopecia femenina engloba diversos tipos de caída llamados efluvios. A continuación, te explico sus diferencias.

🍃 Efluvio anágeno: se produce como resultado de una interrupción aguda de la fase de crecimiento del cabello (anágena) y da lugar a una gran pérdida de cabello. Esta caída suele producirse en las dos semanas siguientes a un acontecimiento que la provoque. El tratamiento con quimioterapéuticos es una de las principales causas del efluvio anágeno.

🍂 Efluvio telógeno: diversas circunstancias son capaces de desajustar el reloj biológico de los folículos pilosos, provocando que un número anormalmente elevado de cabellos entre simultáneamente en una fase de caída. Cuando esto ocurre, la pérdida de cabello se denomina efluvio telógeno. Generalmente la caída del pelo es difusa y afecta a todo el cuero cabelludo, ocasionando una disminución de la densidad del cabello. Podemos encontrar dos tipos de efluvio telógeno.

 

  • Efluvio telógeno agudo: puede ocurrir a cualquier edad, incluida la infancia. Se suele desarrollar dentro de los dos o tres meses posteriores a un factor desencadenante y se revierte una vez que éste se elimina. Algunos ejemplos de factores que pueden estimular el efluvio telógeno agudo son el estrés físico o psicológico, determinadas enfermedades, el parto, la restricción dietética, la COVID y algunos medicamentos. Sin embargo, algunos estudios sugieren que en 1/3 de las pacientes no se logra identificar una causa. Lo más importante es que el efluvio telógeno suele remitir y el pelo vuelve a recuperar paulatinamente su densidad. Sin embargo, el periodo de recuperación suele ser de 6 a 12 meses.
  • Efluvio telógeno crónico: la pérdida de cabello persiste durante más de seis meses, con un curso fluctuante que puede durar años, ocurriendo de manera estacional. Es menos frecuente que el efluvio agudo y se diagnostica con mayor frecuencia en mujeres entre 30 y 60 años. El inicio es generalmente abrupto, donde el pelo se cae de manera difusa. Un diagnóstico correcto a tiempo es importante para poder tratar algunas de las causas del efluvio telógeno crónico. Al igual que el efluvio agudo, el pronóstico de la enfermedad es bueno y, aunque la restauración del crecimiento del cabello puede ser lenta, se suele recuperar el cabello en su totalidad.

 

Alopecia por tracción

La alopecia por tracción es una forma de pérdida de cabello que ocurre como resultado de la tensión prolongada en el folículo o tallo del pelo. Normalmente, se detecta en la parte más frontal y lateral del cuero cabelludo. Esta alopecia puede ocurrir debido a peinados como coletas o trenzas apretadas, aunque también puede ocurrir como resultado de extensiones de cabello u otro uso regular de accesorios para el cabello.

Aunque este tipo de alopecia femenina es inicialmente reversible, la pérdida de cabello puede volverse permanente si continúa la tensión de manera prolongada.

 

Alopecias cicatriciales

Son alteraciones inflamatorias del cuero cabelludo que conducen a la pérdida permanente del cabello. Al igual que en la alopecia no cicatricial, también encontramos diferentes tipologías de caída capilar.

 

Alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es una forma de alopecia femenina cicatricial cada vez más frecuente y cuya causa continúa siendo motivo de investigación. Es habitual en mujeres entre la 6ª y 7ª década de la vida. Las pacientes presentan una alopecia en banda que afecta de manera más frecuente la zona frontal del cuero cabelludo. La pérdida de pelo de las cejas es también frecuente y puede preceder a la caída del cabello en el cuero cabelludo.

Es habitual observar que, en la cara, aparecen pequeñas pápulas ásperas (“granitos”) que tienen predilección por la zona de la sien. Así mismo, las venas de la frente se pueden observar de manera más evidente.

El objetivo principal del tratamiento es la estabilización de la enfermedad, por lo que un diagnóstico y tratamiento en fases tempranas es crucial para frenar la recesión de la línea del cabello y evitar una mayor pérdida de cabello.

 

Alopecia cicatricial centrífuga central

Es una alopecia cicatricial que ocurre con mayor frecuencia en mujeres con descendencia africana. La pérdida de pelo inicia en la coronilla y con el paso del tiempo, se va extendiendo de manera centrífuga (hacia afuera), resultando en una pérdida permanente del pelo en esa área. Las pacientes pueden presentar en ocasiones, picor o dolor en el cuero cabelludo.

 

Como has podido observar, los trastornos de la caída del cabello pueden deberse a múltiples causas, como, por ejemplo, trastornos del ciclo del cabello, afecciones inflamatorias que dañan los folículos del pelo o a factores hereditarios o adquiridos en el tallo del pelo.

Lo más importante ante la sospecha de una alopecia femenina es consultar a tu dermatólogo para realizar un diagnóstico correcto y poder pautar el tratamiento adecuado para cada padecimiento.

 

Oct 18, 2022
OLISTIC RESEARCH LABS
author:Dra.-Constanza-Riquelme-Mc-Loughlin